Al altivo Dios lo mira de lejos

La soberbia es un pecado que ha sido condenado por la mayoría de las religiones del mundo. En la Biblia, se dice que Dios mira de lejos al altivo, lo que significa que no está dispuesto a escuchar a aquellos que se sienten superiores a los demás. Exploraremos por qué Dios mira de lejos al altivo, qué dice Santiago 4:6, dónde dice en la Biblia que Dios mira de lejos al altivo y qué nos quiere decir el Salmo 138:8.

¿Por qué Dios mira de lejos al altivo?

La soberbia es un pecado que se define como la excesiva autoestima o el orgullo. La Biblia dice que Dios mira de lejos al altivo porque la soberbia es un obstáculo para la humildad y la humildad es una virtud que Dios valora. La soberbia también puede llevar a la arrogancia y a la falta de respeto hacia los demás, lo que va en contra de los valores cristianos.

¿Qué dice Santiago 4:6?

En Santiago 4:6, se dice: «Dios se opone a los soberbios, pero da gracia a los humildes». Esta cita bíblica es una advertencia para aquellos que se sienten superiores a los demás. Dios no está dispuesto a escuchar a aquellos que se sienten más importantes que los demás. En cambio, Dios da su gracia a aquellos que son humildes y reconocen que todos somos iguales ante sus ojos.

¿Dónde dice en la Biblia que Dios mira de lejos al altivo?

En el Salmo 138:6, se dice: «Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, mas al altivo mira de lejos». Esta cita bíblica es una confirmación de que Dios no está dispuesto a escuchar a aquellos que se sienten superiores a los demás. En cambio, Dios presta atención a aquellos que son humildes y reconocen que todos somos iguales ante sus ojos.

  Y estas señales seguirán a los que creen

¿Qué nos quiere decir el Salmo 138:8?

En el Salmo 138:8, se dice: «Jehová cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos». Esta cita bíblica es una confirmación de que Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros y que su misericordia es infinita. El Salmo también nos recuerda que Dios no abandona a aquellos que son humildes y que confían en él.

Conclusión

La soberbia es un pecado que Dios condena. La Biblia dice que Dios mira de lejos al altivo porque la soberbia es un obstáculo para la humildad y la humildad es una virtud que Dios valora. La cita bíblica de Santiago 4:6 nos recuerda que Dios se opone a los soberbios, pero da gracia a los humildes. El Salmo 138:6 confirma que Dios no está dispuesto a escuchar a aquellos que se sienten superiores a los demás, pero presta atención a aquellos que son humildes y reconocen que todos somos iguales ante sus ojos. Finalmente, el Salmo 138:8 nos recuerda que Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros y que su misericordia es infinita.

Deja un comentario