Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia

La frase «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia» es una de las más conocidas de la Biblia. Se encuentra en el Sermón del Monte, que es uno de los discursos más importantes de Jesús. Exploraremos el significado de esta frase, quién la dijo y qué sucederá a aquellos que tienen hambre y sed de justicia.

Qué significa Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia

La palabra «bienaventurado» significa feliz o afortunado. Por lo tanto, cuando Jesús dice «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia», está diciendo que aquellos que buscan la justicia son felices y afortunados. Pero, ¿qué significa tener hambre y sed de justicia?

Tener hambre y sed de justicia significa tener un fuerte deseo de hacer lo correcto y buscar la justicia en todas las áreas de la vida. Esto incluye la justicia social, la justicia económica y la justicia espiritual. Aquellos que tienen hambre y sed de justicia son aquellos que están dispuestos a luchar por lo que es correcto, incluso si eso significa ir en contra de la corriente.

Quién dijo la frase Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia

La frase «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia» fue dicha por Jesús en el Sermón del Monte. Este discurso se encuentra en el Evangelio de Mateo, capítulos 5-7. En este discurso, Jesús habla sobre una variedad de temas, incluyendo la felicidad, el amor, la oración y la justicia.

El Sermón del Monte es uno de los discursos más importantes de Jesús y ha sido estudiado y citado por cristianos de todo el mundo durante siglos. La frase «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia» es una de las más conocidas y ha sido interpretada de muchas maneras diferentes a lo largo de los años.

  Parábola del grano de mostaza para niños

Qué sucederá a los que pasan hambre y sed de justicia

Según Jesús, aquellos que tienen hambre y sed de justicia serán saciados. Esto significa que aquellos que buscan la justicia serán recompensados de alguna manera. Esta recompensa puede ser en forma de paz interior, felicidad o incluso éxito en la vida.

Además, aquellos que tienen hambre y sed de justicia también pueden esperar ser perseguidos por su fe. Jesús dijo: «Bienaventurados seréis cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo» (Mateo 5:11). Esto significa que aquellos que buscan la justicia pueden enfrentar oposición y críticas por parte de aquellos que no están de acuerdo con sus creencias.

En última instancia, aquellos que tienen hambre y sed de justicia pueden esperar ser recompensados en el cielo. Jesús dijo: «Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos» (Mateo 5:20). Esto significa que aquellos que buscan la justicia y viven de acuerdo con los mandamientos de Dios pueden esperar entrar en el reino de los cielos.

Conclusión

La frase «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia» es una de las más conocidas de la Biblia. Esta frase significa que aquellos que buscan la justicia son felices y afortunados. Jesús dijo esta frase en el Sermón del Monte, que es uno de sus discursos más importantes. Aquellos que tienen hambre y sed de justicia pueden esperar ser recompensados de muchas maneras diferentes, incluyendo la paz interior, la felicidad y el éxito en la vida. Además, aquellos que buscan la justicia también pueden enfrentar oposición y críticas por parte de aquellos que no están de acuerdo con sus creencias. En última instancia, aquellos que buscan la justicia pueden esperar entrar en el reino de los cielos.

Deja un comentario