De lo vil y menospreciado escogió Dios para avergonzar a los sabios – Reina Valera

La Biblia nos enseña que Dios tiene un plan perfecto para nuestras vidas, y a menudo utiliza cosas que parecen insignificantes o despreciables para llevar a cabo su propósito. En 1 Corintios 1:27-29, leemos: «Pero Dios escogió lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y escogió Dios lo débil del mundo para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia».

Por qué Dios usa lo vil y menospreciado

La razón por la que Dios utiliza lo vil y menospreciado para llevar a cabo su plan es para demostrar su poder y sabiduría. Cuando Dios utiliza algo que parece débil o insignificante para hacer algo grande, la gente no puede atribuir el éxito a la habilidad o el poder humano. En cambio, deben reconocer que fue Dios quien hizo posible el resultado.

Qué quiere decir de lo vil y menospreciado

La frase «lo vil y menospreciado» se refiere a cosas que son consideradas de poco valor o importancia por la sociedad. Esto puede incluir personas, objetos o ideas que son despreciados o ignorados por otros. Sin embargo, Dios ve el valor en estas cosas y las utiliza para su propósito.

Qué escogió Dios para avergonzar a los sabios

Dios escogió lo necio del mundo para avergonzar a los sabios. Esto significa que Dios utiliza personas que no son consideradas sabias o inteligentes por la sociedad para demostrar su poder y sabiduría. Cuando estas personas logran cosas grandes, la gente no puede atribuir su éxito a su propia habilidad o inteligencia, sino que deben reconocer que fue Dios quien hizo posible el resultado.

  ¿Qué significa el oro en la Biblia?

Qué es lo vil del mundo

Lo vil del mundo se refiere a cosas que son consideradas de poco valor o importancia por la sociedad. Esto puede incluir personas, objetos o ideas que son despreciados o ignorados por otros. Sin embargo, Dios ve el valor en estas cosas y las utiliza para su propósito.

Dios utiliza lo vil y menospreciado para demostrar su poder y sabiduría. Cuando utiliza algo que parece débil o insignificante para hacer algo grande, la gente no puede atribuir el éxito a la habilidad o el poder humano. En cambio, deben reconocer que fue Dios quien hizo posible el resultado. Debemos recordar que Dios ve el valor en todas las cosas, incluso en aquellas que la sociedad considera de poco valor o importancia.

Deja un comentario