Dios cuida de mis hijos siempre

Anuncio

La paternidad es una de las experiencias más gratificantes y desafiantes que podemos experimentar en la vida. Como padres, queremos lo mejor para nuestros hijos y siempre estamos buscando maneras de protegerlos y cuidarlos.

Sin embargo, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, hay cosas que están fuera de nuestro control. Es en estos momentos que debemos recordar que Dios cuida de nuestros hijos siempre.

¿Qué dice la Biblia con respecto a los hijos?

La Biblia es clara en cuanto a la importancia de los hijos y su papel en nuestras vidas. En Proverbios 22:6, se nos dice:

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Esto significa que es nuestra responsabilidad como padres enseñar a nuestros hijos los valores y principios que les ayudarán a tomar decisiones sabias y a vivir una vida plena y significativa.

Además, en Salmos 127:3, se nos recuerda que:

He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre.

Esto significa que nuestros hijos son un regalo de Dios y debemos valorarlos y cuidarlos como tal.

Que Dios me cuide a mis hijos

Como padres, es natural preocuparnos por la seguridad y el bienestar de nuestros hijos. Sin embargo, en lugar de dejar que la ansiedad nos consuma, debemos confiar en que Dios cuida de nuestros hijos siempre. En Mateo 6:26, Jesús nos recuerda que «Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?»

Debemos recordar que Dios es un padre amoroso y fiel que siempre está presente para cuidar y proteger a sus hijos. En Isaías 41:10, Dios nos dice: «No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia».

  Feliz fin de semana Dios te bendiga

Cómo se le da la bendición a un hijo

Una forma de demostrar nuestro amor y cuidado por nuestros hijos es a través de la bendición. La bendición es una declaración de palabras positivas y de fe que se pronuncia sobre alguien. En Números 6:24-26, Dios nos da una bendición que podemos pronunciar sobre nuestros hijos: «Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz».

Al pronunciar esta bendición sobre nuestros hijos, estamos declarando la protección, el favor y la paz de Dios sobre sus vidas. También estamos demostrando nuestra confianza en que Dios cuida de nuestros hijos siempre y que siempre estará presente para guiarlos y protegerlos.

Deja un comentario