Hijos fuera del matrimonio según la Biblia

Anuncio

La Biblia es una fuente de sabiduría y guía para muchos creyentes en todo el mundo. En ella se encuentran respuestas a muchas preguntas que pueden surgir en la vida cotidiana, incluyendo el tema de los hijos fuera del matrimonio. Exploraremos lo que dice la Biblia sobre los hijos nacidos fuera del matrimonio y cómo se deben tratar según la palabra de Dios.

Qué dice la Biblia de los hijos fuera del matrimonio

La Biblia no tiene una opinión favorable sobre los hijos nacidos fuera del matrimonio. En el Antiguo Testamento, se consideraba que los hijos nacidos fuera del matrimonio eran una vergüenza para la familia y la comunidad. En el Nuevo Testamento, se enfatiza la importancia del matrimonio y la fidelidad conyugal.

Dónde habla en la Biblia de los hijos bastardos

El término «hijos bastardos» se utiliza en la Biblia para referirse a los hijos nacidos fuera del matrimonio. En Deuteronomio 23:2, se establece que «no entrará en la congregación de Jehová el bastardo, ni aun en la décima generación». Esto significa que los hijos bastardos no podían ser parte de la comunidad religiosa de Israel hasta la décima generación.

Qué pasa con los hijos del adulterio

La Biblia condena el adulterio y considera que los hijos nacidos de una relación adúltera son ilegítimos. En Levítico 20:10, se establece que «el hombre que cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera serán ciertamente muertos». En Deuteronomio 22:22, se establece que «si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también».

  Frases para personas que perdieron un hijo

Qué pasa si una mujer tiene un hijo fuera del matrimonio

En la Biblia, se considera que el matrimonio es la institución divina para la procreación y la crianza de los hijos. Si una mujer tiene un hijo fuera del matrimonio, se considera que ha pecado contra Dios y contra la sociedad. En Deuteronomio 22:20-21, se establece que «si resultare ser verdad que no se halló virginidad en la mujer, entonces la sacarán a la puerta de la casa de su padre, y la apedrearán los hombres de su ciudad, y morirá».

El perdón y la misericordia de Dios

Aunque la Biblia no tiene una opinión favorable sobre los hijos nacidos fuera del matrimonio, también enseña que Dios es un Dios de perdón y misericordia. En Juan 8:7, Jesús dice a los fariseos que querían apedrear a una mujer adúltera: «El que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en arrojar la piedra contra ella».

En el Nuevo Testamento, se enfatiza la importancia del perdón y la reconciliación. En Efesios 4:32, se establece que «sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo».

Conclusión

La Biblia no tiene una opinión favorable sobre los hijos nacidos fuera del matrimonio, pero también enseña que Dios es un Dios de perdón y misericordia. Si bien es importante seguir los mandamientos de Dios en cuanto al matrimonio y la fidelidad conyugal, también es importante recordar que todos somos pecadores y necesitamos la gracia y el perdón de Dios. Como creyentes, debemos tratar a todos con amor y compasión, independientemente de su situación familiar.

Deja un comentario