La salvación no es por obras

La salvación es un tema central en la religión cristiana. Muchas personas creen que la salvación se obtiene a través de las obras, es decir, haciendo cosas buenas y siguiendo los mandamientos de Dios. Sin embargo, la Biblia nos enseña que la salvación no es por obras, sino por la fe en Jesucristo. Exploraremos lo que dice la Biblia sobre la salvación y por qué es importante entender que no se obtiene por obras.

Qué dice Gálatas 3:26

En Gálatas 3:26, la Biblia dice: «Porque todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús». Esta es una declaración poderosa que nos muestra que la salvación no se obtiene por obras, sino por la fe en Jesucristo. No importa cuántas buenas obras hagamos, no podemos ganar nuestra salvación. Solo podemos obtenerla a través de la fe en Jesucristo.

Qué son las obras de salvación

Las obras de salvación son las cosas que hacemos para tratar de ganar nuestra salvación. Estas pueden incluir cosas como ir a la iglesia, dar limosnas, hacer buenas obras y seguir los mandamientos de Dios. Sin embargo, la Biblia nos enseña que estas obras no pueden salvarnos. En Efesios 2:8-9, la Biblia dice: «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe». Esto significa que la salvación es un regalo de Dios y no podemos ganarla a través de nuestras propias obras.

  Temas bíblicos sobre la unidad de la iglesia

Qué dijo Jesús acerca de la salvación

Jesús habló mucho sobre la salvación durante su ministerio terrenal. En Juan 3:16, Jesús dijo: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna». Esta es otra declaración poderosa que nos muestra que la salvación se obtiene a través de la fe en Jesucristo y no por nuestras obras.

Qué dice Efesios 2:19

En Efesios 2:19, la Biblia dice: «Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios». Esta es otra declaración que nos muestra que la salvación se obtiene a través de la fe en Jesucristo y no por nuestras obras. Cuando creemos en Jesucristo, nos convertimos en miembros de la familia de Dios y obtenemos la salvación.

Conclusión

La salvación no se obtiene por obras, sino por la fe en Jesucristo. No importa cuántas buenas obras hagamos, no podemos ganar nuestra salvación. Solo podemos obtenerla a través de la fe en Jesucristo. Es importante entender esto para que no tratemos de ganar nuestra salvación a través de nuestras propias obras, sino que confiemos en Jesucristo como nuestro Salvador y Señor.

Deja un comentario