Mis ovejas oyen mi voz y me siguen

En el Evangelio de Juan, Jesús se describe a sí mismo como el buen pastor que cuida de sus ovejas. En Juan 10:27, Jesús dice: «Mis ovejas oyen mi voz y me siguen». Esta declaración es una metáfora poderosa que tiene implicaciones profundas para los cristianos de hoy. Exploraremos lo que significa esta declaración, cómo las ovejas reconocen la voz de su pastor, qué enseñanza nos deja Juan 10:7 y qué quiere decir Juan 10:16.

Qué significa «Mis ovejas oyen mi voz y me siguen»

En el contexto de Juan 10, Jesús está hablando de sí mismo como el buen pastor que cuida de sus ovejas. Él dice que sus ovejas lo conocen y lo siguen porque reconocen su voz. Esta declaración es una metáfora poderosa que tiene implicaciones profundas para los cristianos de hoy. En un nivel básico, significa que los cristianos deben escuchar la voz de Jesús y seguirlo. Pero hay más en esta declaración de lo que parece a simple vista.

Cómo las ovejas reconocen la voz de su pastor

Las ovejas reconocen la voz de su pastor porque han pasado tiempo con él. Han aprendido a distinguir su voz de las voces de otros pastores. También han aprendido a confiar en su pastor y a seguirlo a dondequiera que vaya. De manera similar, los cristianos deben pasar tiempo con Jesús a través de la oración, la lectura de la Biblia y la comunión con otros creyentes. A medida que pasamos tiempo con Jesús, aprendemos a distinguir su voz de las voces del mundo y a confiar en él para guiarnos en nuestras vidas.

  Cómo adorar a Dios en espíritu y en verdad

Qué enseñanza nos deja Juan 10:7

En Juan 10:7, Jesús dice: «De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas». Esta declaración es una continuación de la metáfora del pastor y las ovejas. Jesús está diciendo que él es la única forma de entrar en el rebaño de Dios. No hay otra forma de entrar en el rebaño que no sea a través de Jesús. Esta enseñanza es importante porque nos recuerda que no podemos salvarnos a nosotros mismos. Necesitamos a Jesús para entrar en el reino de Dios.

Qué quiere decir Juan 10:16

En Juan 10:16, Jesús dice: «Tengo otras ovejas que no son de este redil; a ésas también me es necesario traerlas, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor». Esta declaración es una referencia a los gentiles, que no eran parte del pueblo judío. Jesús está diciendo que él vino para salvar a todas las personas, no solo a los judíos. Esta enseñanza es importante porque nos recuerda que el amor de Dios es para todos, no solo para un grupo selecto de personas.

Conclusión

En resumen, «Mis ovejas oyen mi voz y me siguen» es una metáfora poderosa que tiene implicaciones profundas para los cristianos de hoy. Significa que debemos escuchar la voz de Jesús y seguirlo. Las ovejas reconocen la voz de su pastor porque han pasado tiempo con él y han aprendido a confiar en él. De manera similar, los cristianos deben pasar tiempo con Jesús a través de la oración, la lectura de la Biblia y la comunión con otros creyentes. También hemos aprendido que Jesús es la única forma de entrar en el reino de Dios y que su amor es para todos, no solo para un grupo selecto de personas. Que podamos escuchar la voz de Jesús y seguirlo en nuestras vidas.

Deja un comentario