No por obras para que nadie se glorie

La Biblia es un libro sagrado que ha sido objeto de estudio y debate durante siglos. Uno de los temas más discutidos es la relación entre la fe y las obras. ¿Es la salvación un regalo de Dios que se recibe por la fe, o es necesario hacer buenas obras para ganar la salvación? Exploraremos lo que dice la Biblia sobre este tema y cómo podemos aplicarlo a nuestras vidas.

¿Qué dice la Biblia sobre la salvación por obras?

En Efesios 2:8-9, la Biblia dice: «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe». Esta es una de las citas más claras sobre la salvación por fe y no por obras. La salvación es un regalo de Dios que se recibe por la fe, no por las obras que hacemos.

Donde dice que no es por obras para que nadie se glorie

La idea de que la salvación no es por obras se repite en varias partes de la Biblia. En Romanos 3:20, se dice: «Porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado». La ley no puede salvarnos, solo nos muestra nuestra necesidad de un salvador.

  Funciones del Padre, Hijo y Espíritu Santo

En Gálatas 2:16, se dice: «sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado». Nuevamente, se enfatiza que la justificación no viene por las obras de la ley, sino por la fe en Jesucristo.

Qué dice Gálatas 3:26

En Gálatas 3:26, se dice: «Porque todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús». La fe en Jesucristo es lo que nos hace hijos de Dios, no nuestras obras. Es importante recordar que la salvación es un regalo de Dios que se recibe por la fe, no por las obras que hacemos.

Qué dice San Juan 1:12

En San Juan 1:12, se dice: «Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios». Nuevamente, se enfatiza que la fe en Jesucristo es lo que nos hace hijos de Dios, no nuestras obras.

Donde dice en la Biblia que seremos juzgados por nuestras obras

Aunque la salvación no viene por las obras, la Biblia también habla sobre la importancia de las obras en la vida de un cristiano. En Mateo 7:16-20, Jesús dice: «Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el árbol bueno dar frutos malos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis».

  ¿Cuál es el bautismo correcto según la Biblia?

En otras palabras, nuestras obras son una evidencia de nuestra fe. Si somos verdaderamente salvos, nuestras obras reflejarán esa salvación. En Santiago 2:14-17, se dice: «¿De qué aprovechará, hermanos míos, si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma».

Conclusión

La Biblia es clara en que la salvación es un regalo de Dios que se recibe por la fe, no por las obras que hacemos. Sin embargo, nuestras obras son una evidencia de nuestra fe y son importantes en la vida de un cristiano. Debemos esforzarnos por hacer buenas obras y vivir una vida que refleje nuestra fe en Jesucristo.

Deja un comentario