Pide y se te dará: versículo

Anuncio

La Biblia es una fuente de sabiduría y guía para millones de personas en todo el mundo. Uno de los versículos más conocidos es «Pide y se te dará» que se encuentra en Mateo 7:7. Este versículo ha sido interpretado de muchas maneras a lo largo de los años, pero ¿qué significa realmente? Exploraremos el significado de este versículo y cómo podemos aplicarlo en nuestras vidas.

¿Dónde dice en la Biblia «Pide y se te dará»?

El versículo «Pide y se te dará» se encuentra en Mateo 7:7, que dice: «Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá». Este versículo es parte del Sermón del Monte, que es uno de los discursos más famosos de Jesús.

¿Qué nos dice Mateo 7:7?

En Mateo 7:7, Jesús nos está diciendo que si queremos algo, debemos pedirlo. Él nos asegura que si pedimos, recibiremos. Pero también nos dice que debemos buscar y llamar. En otras palabras, no podemos simplemente sentarnos y esperar que lo que queremos caiga del cielo. Debemos hacer nuestra parte y buscar activamente lo que queremos.

¿Qué dice en Mateo 21:22?

Otro versículo que habla sobre la importancia de la fe y la oración es Mateo 21:22, que dice: «Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis». Este versículo nos dice que si tenemos fe y creemos en lo que estamos pidiendo, lo recibiremos.

  Frases: El Señor es mi pastor, nada me faltará

¿Qué quiere decir Mateo 6:33?

Mateo 6:33 dice: «Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas». Este versículo nos recuerda que debemos buscar primero el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás nos será dado. En otras palabras, si ponemos a Dios en primer lugar en nuestras vidas, Él nos proveerá de todo lo que necesitamos.

¿Cómo podemos aplicar «Pide y se te dará» en nuestras vidas?

La idea de «Pide y se te dará» puede parecer simple, pero en realidad es muy poderosa. Si queremos algo en la vida, debemos pedirlo. Pero también debemos hacer nuestra parte y buscar activamente lo que queremos. Además, debemos tener fe y creer que lo que estamos pidiendo es posible. Y finalmente, debemos poner a Dios en primer lugar en nuestras vidas y confiar en Él para proveernos de todo lo que necesitamos.

En resumen, «Pide y se te dará» es un versículo poderoso que nos recuerda la importancia de la oración, la fe y la confianza en Dios. Si aplicamos estos principios en nuestras vidas, podemos lograr grandes cosas y recibir las bendiciones que Dios tiene para nosotros.

Deja un comentario