Por la misericordia de Dios no hemos sido consumidos

La misericordia de Dios es un tema recurrente en la Biblia. En muchas ocasiones, se nos recuerda que gracias a ella, no hemos sido consumidos. Pero, ¿qué significa esto exactamente? ¿Por qué es tan importante la misericordia de Dios en nuestras vidas?

Qué por la misericordia de Dios no hemos sido consumidos

La frase «por la misericordia de Dios no hemos sido consumidos» se encuentra en el libro de Lamentaciones, capítulo 3, versículos 22 y 23. Este libro fue escrito por el profeta Jeremías, quien lamentaba la destrucción de Jerusalén y la cautividad del pueblo de Israel en Babilonia.

En medio de su dolor y sufrimiento, Jeremías reconoce que la misericordia de Dios es lo que les ha permitido sobrevivir. A pesar de sus pecados y su desobediencia, Dios no los ha abandonado por completo. Él sigue siendo fiel a su pacto y les muestra su amor y su compasión.

Qué significa que nunca decayeron sus misericordias

En el mismo versículo 22, Jeremías dice que «las misericordias del Señor nunca decayeron». Esto significa que la misericordia de Dios es constante y nunca se agota. Aunque nosotros podemos fallar y cometer errores una y otra vez, Dios siempre está dispuesto a perdonarnos y a mostrarnos su gracia.

La misericordia de Dios es un reflejo de su amor incondicional por nosotros. Él no nos trata según nuestros méritos, sino según su bondad y su compasión. Por eso, podemos confiar en que nunca nos abandonará ni nos dejará solos.

  Iglesia Pentecostal en Español Cerca de Mi

Qué dice en Lamentaciones 3 22 23

El versículo 23 de Lamentaciones 3 dice: «Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad». Esta frase nos recuerda que la misericordia de Dios se renueva cada día. Cada mañana, tenemos una nueva oportunidad para acercarnos a él y recibir su perdón y su amor.

Además, Jeremías destaca la fidelidad de Dios. A pesar de las dificultades y los sufrimientos, Dios sigue siendo fiel a su pueblo. Él cumple sus promesas y nos sostiene en todo momento.

Donde dice la Biblia porque para siempre es su misericordia

La frase «porque para siempre es su misericordia» se encuentra en varios pasajes de la Biblia, como en los Salmos y en el libro de Isaías. Esta expresión destaca la duración y la permanencia de la misericordia de Dios.

Aunque nosotros podemos cambiar y fallar, Dios nunca cambia. Él sigue siendo el mismo ayer, hoy y siempre. Su misericordia es eterna y no tiene límites. Por eso, podemos confiar en que siempre estará dispuesto a perdonarnos y a mostrarnos su amor.

Conclusión

La misericordia de Dios es un regalo que no merecemos, pero que recibimos de todas formas. Gracias a ella, no hemos sido consumidos por nuestros pecados y nuestras debilidades. En lugar de eso, podemos acercarnos a Dios con confianza y esperanza, sabiendo que él siempre nos recibirá con los brazos abiertos.

Que la misericordia de Dios nos acompañe siempre y nos guíe en nuestro camino.

Deja un comentario