Predicar el evangelio a toda criatura

La predicación del evangelio es una tarea fundamental para los cristianos. La Biblia nos enseña que debemos llevar el mensaje de salvación a todas las personas, sin importar su raza, género o condición social. Exploraremos lo que significa predicar el evangelio a toda criatura y cómo podemos hacerlo de manera efectiva.

¿Qué significa predicar el evangelio a toda criatura?

La frase «predicar el evangelio a toda criatura» se encuentra en el Evangelio de Marcos, capítulo 16, versículo 15. Jesús dijo a sus discípulos: «Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura». Esta es una orden directa de Jesús a sus seguidores, y significa que debemos llevar el mensaje de salvación a todas las personas, sin excepción.

Donde dice la Biblia y predicar el evangelio a toda criatura

Además de Marcos 16:15, la Biblia nos habla de la importancia de predicar el evangelio en varios pasajes. Por ejemplo, en Mateo 28:19-20, Jesús dice: «Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado». También en Hechos 1:8, Jesús dice a sus discípulos: «Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra».

El mensaje principal de San Marcos 16:15

El mensaje principal de Marcos 16:15 es que debemos llevar el evangelio a todas las personas, sin importar su origen o condición social. Esto significa que debemos estar dispuestos a compartir el mensaje de salvación con todos aquellos que se cruzan en nuestro camino, ya sea en nuestro trabajo, en nuestra comunidad o en cualquier otro lugar.

Qué quiere decir Lucas 4:18-19

En Lucas 4:18-19, Jesús lee un pasaje del profeta Isaías en la sinagoga de Nazaret. El pasaje dice: «El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor». Este pasaje muestra que la predicación del evangelio no solo se trata de compartir un mensaje de salvación, sino también de ayudar a los necesitados y de proclamar la libertad en Cristo.

Qué quiere decir Marcos 16:15-18

En Marcos 16:15-18, Jesús dice a sus discípulos: «Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: en mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán». Este pasaje muestra que la predicación del evangelio no solo se trata de compartir un mensaje de salvación, sino también de demostrar el poder de Dios a través de señales y milagros.

  ¿Qué es la circuncisión y la incircuncisión según la Biblia?

Cómo predicar el evangelio a toda criatura

Para predicar el evangelio a toda criatura, es importante seguir algunos principios básicos:

1. Conocer el mensaje del evangelio

Antes de poder compartir el mensaje del evangelio con otros, es importante que nosotros mismos lo conozcamos bien. Debemos estudiar la Biblia y entender lo que dice acerca de la salvación en Cristo.

2. Vivir una vida coherente con el evangelio

No podemos predicar el evangelio si nuestra vida no refleja los valores y principios del mismo. Debemos vivir una vida coherente con lo que predicamos, para que otros puedan ver el impacto del evangelio en nuestras vidas.

3. Buscar oportunidades para compartir el evangelio

Debemos estar atentos a las oportunidades que Dios nos da para compartir el evangelio con otros. Esto puede ser en nuestro trabajo, en nuestra comunidad o en cualquier otro lugar donde nos encontremos con personas que necesiten escuchar el mensaje de salvación.

4. Ser sensibles a las necesidades de las personas

Cada persona es única, y por lo tanto, cada persona tiene necesidades diferentes. Debemos ser sensibles a las necesidades de las personas y buscar maneras de ayudarles en lo que necesiten, ya sea a través de la oración, el consejo o la ayuda práctica.

5. Orar por las personas

La oración es una herramienta poderosa para la predicación del evangelio. Debemos orar por las personas a las que queremos compartir el mensaje de salvación, pidiendo a Dios que abra sus corazones y les permita recibir el mensaje con fe.

Conclusión

Predicar el evangelio a toda criatura es una tarea fundamental para los cristianos. Debemos estar dispuestos a llevar el mensaje de salvación a todas las personas, sin importar su origen o condición social. Para hacerlo de manera efectiva, debemos conocer bien el mensaje del evangelio, vivir una vida coherente con el mismo, buscar oportunidades para compartirlo, ser sensibles a las necesidades de las personas y orar por ellas. Que Dios nos dé la sabiduría y la fuerza para cumplir esta tarea con fidelidad y amor.

Deja un comentario