¿Qué dice la Biblia sobre la brujería?

La brujería es un tema que ha sido objeto de controversia y debate durante siglos. Muchas personas creen en la existencia de brujas y brujos, mientras que otras lo consideran una superstición sin fundamento. Sin embargo, ¿qué dice la Biblia sobre la brujería? Exploraremos las enseñanzas bíblicas sobre la brujería y su significado para los cristianos.

¿Qué es la brujería?

La brujería se refiere a la práctica de la magia y la hechicería, que se cree que tiene el poder de influir en los eventos y las personas. La brujería puede incluir la realización de rituales, el uso de amuletos y la invocación de espíritus. En algunas culturas, la brujería se considera una forma de religión o espiritualidad.

La Biblia y la brujería

La Biblia tiene mucho que decir sobre la brujería y la hechicería. En el Antiguo Testamento, la brujería se consideraba una práctica malvada y se castigaba con la muerte. En Éxodo 22:18, se dice: «No permitirás que viva la hechicera». En Deuteronomio 18:10-12, se prohíbe la práctica de la brujería, la adivinación y la magia.

En el Nuevo Testamento, la brujería se menciona en varias ocasiones. En Gálatas 5:19-21, se incluye la brujería en una lista de obras de la carne que son contrarias al Espíritu. En Apocalipsis 21:8, se dice que los brujos y los hechiceros tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la segunda muerte.

La brujería y el cristianismo

Para los cristianos, la brujería se considera una práctica malvada y contraria a la voluntad de Dios. La Biblia enseña que solo Dios tiene el poder de influir en los eventos y las personas, y que cualquier intento de hacerlo a través de la brujería es una forma de idolatría y rebelión contra Dios.

  ¿Es bíblico ungir las casas con aceite?

Además, la brujería a menudo implica la invocación de espíritus y la realización de rituales que pueden ser peligrosos y dañinos. Los cristianos creen que solo Dios puede protegerlos de los poderes malignos y que cualquier intento de hacerlo a través de la brujería es una forma de poner su fe en algo que no es Dios.

Conclusión

La Biblia enseña que la brujería es una práctica malvada y contraria a la voluntad de Dios. Los cristianos deben evitar cualquier forma de brujería y poner su fe en Dios para protegerlos de los poderes malignos. Si bien la brujería puede parecer atractiva o interesante, es importante recordar que puede tener consecuencias graves y que solo Dios tiene el poder de protegernos y guiarnos en la vida.

Deja un comentario