Que sea la voluntad de Dios y no la mía

La voluntad de Dios es un tema recurrente en la Biblia y en la vida cristiana. Muchas veces, nos encontramos en situaciones en las que no sabemos qué hacer o qué camino tomar. En esos momentos, es importante recordar que nuestra prioridad debe ser buscar la voluntad de Dios y no la nuestra. Exploraremos qué significa que sea la voluntad de Dios, qué dijo Jesús sobre la voluntad de Dios y cómo podemos saber si lo que estamos haciendo es la voluntad de Dios.

¿Qué quiere decir que sea la voluntad de Dios?

La voluntad de Dios se refiere a lo que Dios quiere que hagamos en nuestra vida. Es importante entender que la voluntad de Dios no siempre es lo que nosotros queremos o lo que nos parece mejor. A veces, la voluntad de Dios puede ser difícil o dolorosa, pero siempre es lo mejor para nosotros.

En la Biblia, encontramos varios pasajes que hablan sobre la voluntad de Dios. Por ejemplo, en Romanos 12:2, se nos dice que no nos conformemos a este mundo, sino que seamos transformados por la renovación de nuestra mente, para que podamos discernir cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Además, en Efesios 5:17, se nos dice que no seamos insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

¿Qué dijo Jesús sobre la voluntad de Dios?

Jesús habló mucho sobre la voluntad de Dios durante su ministerio en la tierra. En Mateo 6:10, Jesús nos enseña a orar diciendo: «Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra».

Además, en Juan 6:38, Jesús dice: «Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió». Jesús siempre buscó hacer la voluntad de su Padre celestial, incluso cuando eso significaba sufrimiento y muerte en la cruz.

¿Cómo saber si lo que estoy haciendo es la voluntad de Dios?

Es importante buscar la voluntad de Dios en todas las áreas de nuestra vida, incluyendo nuestras relaciones, trabajo, finanzas y decisiones importantes. Aquí hay algunos pasos que podemos seguir para discernir la voluntad de Dios:

1. Oración

La oración es una herramienta poderosa para buscar la voluntad de Dios. Debemos pedirle a Dios que nos guíe y nos muestre su voluntad en cada situación. Debemos estar dispuestos a escuchar su voz y seguir sus instrucciones, incluso si no son lo que esperábamos.

2. Estudio de la Biblia

La Biblia es la Palabra de Dios y contiene instrucciones claras sobre cómo debemos vivir nuestras vidas. Debemos estudiar la Biblia regularmente y buscar la dirección de Dios en sus páginas.

3. Consejo sabio

Es importante buscar el consejo de personas sabias y maduras en la fe. Debemos buscar a aquellos que tienen una relación cercana con Dios y que pueden ayudarnos a discernir su voluntad.

4. Paz interior

Si estamos buscando la voluntad de Dios y seguimos estos pasos, es probable que sintamos paz interior cuando estamos en el camino correcto. Si estamos luchando con una decisión y no sentimos paz, es posible que necesitemos buscar más la dirección de Dios.

  No os acordeis de las cosas pasadas

Conclusión

Buscar la voluntad de Dios es un proceso continuo en la vida cristiana. Debemos estar dispuestos a seguir su dirección, incluso si no es lo que queremos o esperamos. Al seguir estos pasos, podemos estar seguros de que estamos en el camino correcto y haciendo lo que Dios quiere para nuestras vidas.

Deja un comentario