Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación

El Salmo 90 es uno de los salmos más antiguos de la Biblia y es conocido por su mensaje de esperanza y consuelo. En este salmo, el autor reflexiona sobre la brevedad de la vida humana y la eternidad de Dios. El salmo comienza con las palabras «Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación» y continúa con una serie de reflexiones sobre la naturaleza de Dios y la vida humana.

¿Qué ha sido Dios de generación en generación?

Desde el principio de la creación, Dios ha sido el refugio y la fortaleza de su pueblo. En el Antiguo Testamento, vemos cómo Dios protegió a su pueblo de los enemigos y los guió a través de los desiertos y las montañas. En el Nuevo Testamento, vemos cómo Dios envió a su Hijo para salvar al mundo y cómo el Espíritu Santo guía a los creyentes en su vida diaria.

¿Qué nos quiere decir el Salmo 90?

El Salmo 90 nos recuerda que la vida humana es breve y frágil, pero que Dios es eterno y poderoso. El autor del salmo reflexiona sobre la brevedad de la vida y la inevitabilidad de la muerte, pero también sobre la esperanza que tenemos en Dios. El salmo nos invita a confiar en Dios y a buscar su protección y guía en todas las circunstancias de la vida.

¿Qué dice Salmo 91 completo?

El Salmo 91 es otro salmo que habla de la protección y el cuidado de Dios. En este salmo, el autor describe cómo Dios protege a su pueblo de los peligros y los enemigos. El salmo también habla de la confianza que podemos tener en Dios y de la paz que encontramos en su presencia.

  Lista de promesas de Dios en la Biblia

Conclusión

El Salmo 90 nos recuerda que Dios es nuestro refugio y fortaleza en todas las circunstancias de la vida. Aunque la vida humana es breve y frágil, podemos confiar en Dios y buscar su protección y guía en todo momento. El Salmo 91 también nos habla de la protección y el cuidado de Dios, y nos invita a confiar en él y a encontrar paz en su presencia. Que estos salmos nos recuerden siempre la bondad y el amor de Dios hacia nosotros.

Deja un comentario