Todo lo que pidan al Padre en mi nombre

En la Biblia, en el libro de Juan 14:13-14, Jesús dice: «Y todo lo que pidan en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me piden algo en mi nombre, yo lo haré». Esta es una promesa poderosa que Jesús hizo a sus seguidores, pero ¿qué significa exactamente «pedir en su nombre»? ¿Cómo podemos aplicar esta promesa en nuestras vidas diarias?

Qué dice en Mateo 21:22

Para entender mejor lo que significa «pedir en el nombre de Jesús», podemos mirar otro pasaje de la Biblia, en Mateo 21:22, donde Jesús dice: «Y todo lo que pidan en oración, si creen, lo recibirán». Aquí, Jesús está enfatizando la importancia de la fe en nuestras oraciones. Cuando pedimos algo en oración, debemos creer que Dios nos escuchará y responderá a nuestras peticiones.

Cuándo pidan pidan al Padre en mi nombre

En Juan 14:13-14, Jesús también nos dice que debemos pedir al Padre en su nombre. Esto significa que debemos acercarnos a Dios a través de Jesús, reconociendo que él es nuestro mediador y que solo podemos tener acceso al Padre a través de él. Al pedir en el nombre de Jesús, estamos reconociendo su autoridad y su papel como nuestro salvador y redentor.

Qué dice Juan 14:13

En Juan 14:13, Jesús dice: «Y todo lo que pidan en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo». Aquí, Jesús está enfatizando que su deseo es que el Padre sea glorificado a través de nuestras oraciones. Cuando pedimos en su nombre, estamos buscando la voluntad de Dios y buscando su gloria en todo lo que hacemos.

Qué significa Juan 14:13-14

Juan 14:13-14 es una promesa poderosa que Jesús hizo a sus seguidores. Al pedir en su nombre, estamos reconociendo su autoridad y su papel como nuestro mediador y salvador. También estamos buscando la voluntad de Dios y buscando su gloria en todo lo que hacemos. Pero para que nuestras oraciones sean efectivas, debemos tener fe y creer que Dios nos escuchará y responderá a nuestras peticiones.

  Bendito sea Dios, bendito sea su santo nombre

Cómo aplicar esto en nuestras vidas diarias

Entonces, ¿cómo podemos aplicar esta promesa en nuestras vidas diarias? En primer lugar, debemos acercarnos a Dios a través de Jesús, reconociendo su autoridad y su papel como nuestro mediador. Luego, debemos pedir en su nombre, buscando la voluntad de Dios y buscando su gloria en todo lo que hacemos. Y finalmente, debemos tener fe y creer que Dios nos escuchará y responderá a nuestras peticiones.

La promesa de Jesús en Juan 14:13-14 es una promesa poderosa para todos los creyentes. Al pedir en su nombre, estamos reconociendo su autoridad y buscando la voluntad de Dios en todo lo que hacemos. Pero para que nuestras oraciones sean efectivas, debemos tener fe y creer que Dios nos escuchará y responderá a nuestras peticiones. Que esta promesa nos anime y nos dé la confianza para acercarnos a Dios con fe y esperanza en nuestras oraciones.

Deja un comentario