Causas de divorcio en la Biblia

El matrimonio es una institución sagrada que se considera como una unión para toda la vida. Sin embargo, en algunos casos, el matrimonio puede terminar en divorcio. La Biblia tiene mucho que decir sobre el divorcio y las causas que lo provocan. Exploraremos las causas de divorcio en la Biblia y lo que significa el divorcio según la Biblia.

¿Cuál es la única causa de divorcio según la Biblia?

La única causa de divorcio según la Biblia es la infidelidad. En Mateo 19:9, Jesús dice: «Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera». Esto significa que si uno de los cónyuges comete adulterio, el otro tiene derecho a divorciarse.

¿Qué significa el divorcio en la Biblia?

El divorcio en la Biblia se considera una violación del pacto matrimonial. En Malaquías 2:16, Dios dice: «Porque yo aborrezco el divorcio, dice Jehová Dios de Israel, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales». Dios odia el divorcio porque va en contra de su plan original para el matrimonio.

¿Cuándo una persona se divorcia se puede volver a casar?

La respuesta a esta pregunta depende de la causa del divorcio. Si el divorcio se produjo por infidelidad, entonces la persona inocente tiene derecho a volver a casarse. En 1 Corintios 7:15, Pablo dice: «Pero si el cónyuge no creyente se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios». Esto significa que si el cónyuge no creyente abandona al creyente, el creyente tiene derecho a volver a casarse.

Por otro lado, si el divorcio se produjo por cualquier otra causa, entonces la persona no tiene derecho a volver a casarse. En Marcos 10:11-12, Jesús dice: «Todo el que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra aquella; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio». Esto significa que si una persona se divorcia por cualquier otra causa que no sea la infidelidad, no tiene derecho a volver a casarse.

  ¿Qué es un discípulo según la Biblia?

Otras causas de divorcio en la Biblia

Aunque la infidelidad es la única causa de divorcio según la Biblia, hay otras causas que pueden llevar a la separación. En 1 Corintios 7:12-13, Pablo dice: «Pero a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone». Esto significa que si uno de los cónyuges se convierte al cristianismo y el otro no, puede haber problemas en el matrimonio que pueden llevar a la separación.

Otra causa de divorcio puede ser la violencia doméstica. En 1 Pedro 3:7, Pedro dice: «Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo». Esto significa que los maridos deben tratar a sus esposas con respeto y amor, y no con violencia.

Conclusión

La única causa de divorcio según la Biblia es la infidelidad. Si uno de los cónyuges comete adulterio, el otro tiene derecho a divorciarse. Sin embargo, si el divorcio se produce por cualquier otra causa, la persona no tiene derecho a volver a casarse. La Biblia considera el divorcio como una violación del pacto matrimonial y Dios odia el divorcio porque va en contra de su plan original para el matrimonio. Es importante que los cónyuges traten de resolver sus problemas y mantener su matrimonio, pero en algunos casos, el divorcio puede ser la única opción.

Deja un comentario