Dejad que los niños vengan a mi Biblia

La Biblia es un libro sagrado que contiene enseñanzas y mensajes importantes para la humanidad. Uno de los temas recurrentes en la Biblia es el papel de los niños en la vida espiritual. En Mateo 19:13-14, Jesús habla sobre la importancia de los niños y cómo debemos tratarlos. Exploraremos lo que dice la Palabra de Dios sobre los niños y cómo podemos aplicar estas enseñanzas en nuestra vida diaria.

Qué dice Jesús sobre los niños en Mateo 19:13-14

En Mateo 19:13-14, se narra la historia de cómo algunos padres llevaron a sus hijos a Jesús para que los bendijera. Los discípulos de Jesús intentaron impedir que los niños se acercaran a él, pero Jesús les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos».

Esta enseñanza de Jesús es muy importante porque nos muestra que los niños son importantes para Dios y que debemos tratarlos con amor y respeto. Jesús nos enseña que los niños son una parte fundamental de su reino y que debemos acogerlos con los brazos abiertos.

Qué nos quiere decir «Dejad que los niños vengan a mí»

La frase «Dejad que los niños vengan a mí» es una invitación de Jesús a todos los padres y adultos para que permitan que los niños se acerquen a él. Jesús quiere que los niños se sientan amados y protegidos en su presencia, y que aprendan de él las enseñanzas del reino de Dios.

Esta frase también nos muestra que Jesús es un maestro amoroso y compasivo que se preocupa por el bienestar de los niños. Él quiere que los niños crezcan en un ambiente de amor y respeto, y que aprendan a amar a Dios y a los demás.

  Ejemplos de amargura en la Biblia

Qué dice la Palabra de Dios sobre los niños

La Biblia tiene muchas enseñanzas sobre los niños y su papel en la vida espiritual. En Proverbios 22:6, se nos dice: «Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él». Esta enseñanza nos muestra que es importante enseñar a los niños desde temprana edad los valores y principios de la fe cristiana.

En Efesios 6:4, se nos dice: «Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor». Esta enseñanza nos muestra que los padres tienen la responsabilidad de criar a sus hijos en un ambiente de amor y disciplina, y de enseñarles los valores y principios de la fe cristiana.

Qué dice Jesús sobre los niños en Mateo 18:15

En Mateo 18:15, Jesús nos enseña que debemos tratar a los niños con amor y respeto. Él dice: «Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe». Esta enseñanza nos muestra que cuando tratamos a los niños con amor y respeto, estamos tratando a Jesús de la misma manera.

Esta enseñanza también nos muestra que los niños son importantes para Dios y que debemos tratarlos con amor y respeto. Jesús quiere que los niños se sientan amados y protegidos en su presencia, y que aprendan de él las enseñanzas del reino de Dios.

Conclusión

La Biblia nos enseña que los niños son importantes para Dios y que debemos tratarlos con amor y respeto. Jesús nos invita a dejar que los niños se acerquen a él, para que puedan aprender de él las enseñanzas del reino de Dios. Los padres tienen la responsabilidad de criar a sus hijos en un ambiente de amor y disciplina, y de enseñarles los valores y principios de la fe cristiana. Cuando tratamos a los niños con amor y respeto, estamos tratando a Jesús de la misma manera.

Deja un comentario