Lámpara es a mis pies tu palabra

Anuncio

El Salmo 119:105 dice: «Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino». Este versículo es uno de los más conocidos y citados de la Biblia, y es muy significativo para los cristianos. Exploraremos qué significa este versículo, qué nos quiere decir el Salmo 119:105, qué versículo es Lámpara es a mis pies, y qué dice Romanos 15:4 sobre la importancia de la Escritura.

Qué quiere decir Lámpara es a mis pies tu palabra

La palabra «lámpara» en este versículo se refiere a una lámpara de aceite, que era común en la época en que se escribió el Salmo 119. Esta lámpara proporcionaba luz en la oscuridad, y era esencial para guiar a las personas en su camino. La palabra de Dios es como una lámpara que nos guía en la oscuridad de la vida. Nos muestra el camino que debemos seguir y nos da la luz que necesitamos para avanzar.

La expresión «a mis pies» significa que la palabra de Dios está cerca de nosotros, al alcance de nuestras manos. No tenemos que buscarla lejos, sino que está disponible para nosotros en todo momento. La palabra de Dios es nuestra guía constante, que nos acompaña en cada paso que damos.

Qué nos quiere decir el Salmo 119:105

El Salmo 119 es el más largo de la Biblia, y está dedicado a la alabanza y la exaltación de la palabra de Dios. Este salmo nos enseña que la palabra de Dios es nuestra fuente de sabiduría, nuestra guía en la vida, y nuestra protección contra el mal. El versículo 105 resume perfectamente el mensaje del Salmo 119: la palabra de Dios es nuestra lámpara y nuestra luz en la oscuridad.

  No duerme el que me guarda

Qué versículo es Lámpara es a mis pies

El versículo «Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino» es el Salmo 119:105. Este versículo es uno de los más conocidos y citados de la Biblia, y es muy significativo para los cristianos. Nos recuerda que la palabra de Dios es nuestra guía constante, que nos acompaña en cada paso que damos.

Qué dice Romanos 15:4

En Romanos 15:4, Pablo escribe: «Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza». Este versículo nos enseña que la Escritura es esencial para nuestra enseñanza y nuestra esperanza. La palabra de Dios nos da paciencia y consolación en los momentos difíciles, y nos da la esperanza que necesitamos para seguir adelante.

Conclusión

El Salmo 119:105 nos recuerda que la palabra de Dios es nuestra lámpara y nuestra luz en la oscuridad. Nos guía en el camino de la vida y nos da la sabiduría que necesitamos para tomar decisiones sabias. La Escritura es esencial para nuestra enseñanza y nuestra esperanza, y nos da la paciencia y la consolación que necesitamos en los momentos difíciles. Que siempre recordemos que la palabra de Dios es nuestra guía constante, que nos acompaña en cada paso que damos.

Deja un comentario