No temáis a los que matan el cuerpo

En la lectura de Mateo 10:28, Jesús les dice a sus discípulos que no teman a aquellos que pueden matar el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Esta es una enseñanza importante que nos recuerda que debemos confiar en Dios y no temer a los hombres.

¿Qué dice Mateo 10:28?

En Mateo 10:28, Jesús les dice a sus discípulos: «No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno». Esta es una enseñanza importante que nos recuerda que debemos confiar en Dios y no temer a los hombres.

¿Qué quiere decir Mateo 16:24?

En Mateo 16:24, Jesús les dice a sus discípulos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame». Esta es una enseñanza importante que nos recuerda que debemos estar dispuestos a renunciar a nuestras propias necesidades y deseos para seguir a Jesús.

¿Cuál es el mensaje de la lectura Mateo 10:1-15?

En la lectura de Mateo 10:1-15, Jesús envía a sus discípulos a predicar el evangelio y les da instrucciones sobre cómo hacerlo. El mensaje principal de esta lectura es que debemos compartir el evangelio con los demás y confiar en Dios para proveer nuestras necesidades mientras lo hacemos.

Confía en Dios

La enseñanza de Jesús en Mateo 10:28 es un recordatorio de que debemos confiar en Dios en lugar de temer a los hombres. A menudo, nos preocupamos demasiado por lo que otros piensan de nosotros o por las consecuencias de nuestras acciones. Pero Jesús nos recuerda que Dios es el único que tiene el poder de destruir tanto el cuerpo como el alma. Si confiamos en Dios y seguimos su voluntad, no tenemos nada que temer.

  ¿Qué dice la Biblia sobre la masturbación?

Renuncia a ti mismo

En Mateo 16:24, Jesús nos llama a renunciar a nosotros mismos y seguirlo. Esto significa que debemos estar dispuestos a renunciar a nuestras propias necesidades y deseos para seguir a Jesús. A menudo, esto puede ser difícil, ya que nuestras propias necesidades y deseos pueden parecer muy importantes para nosotros. Pero si confiamos en Dios y seguimos su voluntad, encontraremos la verdadera felicidad y satisfacción en la vida.

Comparte el evangelio

En la lectura de Mateo 10:1-15, Jesús envía a sus discípulos a predicar el evangelio y les da instrucciones sobre cómo hacerlo. Esta es una llamada para todos los cristianos a compartir el evangelio con los demás. A menudo, podemos sentirnos incómodos o inseguros al compartir nuestra fe con los demás. Pero si confiamos en Dios y seguimos su voluntad, podemos estar seguros de que Él nos proveerá todo lo que necesitamos para compartir el evangelio con los demás.

Conclusión

La enseñanza de Jesús en Mateo 10:28 es un recordatorio de que debemos confiar en Dios en lugar de temer a los hombres. Debemos estar dispuestos a renunciar a nosotros mismos y seguir a Jesús, y compartir el evangelio con los demás. Si confiamos en Dios y seguimos su voluntad, podemos estar seguros de que Él nos proveerá todo lo que necesitamos para vivir una vida plena y satisfactoria.

Deja un comentario