¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? – Reina Valera 1960

La Biblia es una fuente de sabiduría y conocimiento que ha sido utilizada por millones de personas en todo el mundo para encontrar respuestas a preguntas importantes sobre la vida y la existencia. Uno de los temas más recurrentes en la Biblia es la lucha entre la luz y las tinieblas, y la pregunta que surge es ¿qué comunión tiene la luz con las tinieblas? Exploraremos esta pregunta en profundidad, utilizando la versión Reina Valera 1960 de la Biblia como nuestra guía.

¿Qué es la luz?

Antes de poder entender la comunión entre la luz y las tinieblas, es importante definir lo que se entiende por luz. En la Biblia, la luz se refiere a la verdad, la justicia y la santidad. La luz es un símbolo de la presencia de Dios y su poder. En Juan 8:12, Jesús dice: «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida».

¿Qué son las tinieblas?

Las tinieblas, por otro lado, se refieren a la ignorancia, la maldad y la falta de conocimiento. Las tinieblas son un símbolo de la ausencia de Dios y su poder. En Juan 1:5, se dice: «La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella».

¿Qué comunión hay entre la luz y las tinieblas?

La respuesta a esta pregunta es simple: no hay comunión entre la luz y las tinieblas. En 2 Corintios 6:14, se dice: «No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?».

La luz y las tinieblas son opuestas y no pueden coexistir. La luz representa la verdad y la justicia, mientras que las tinieblas representan la mentira y la maldad. La luz es un símbolo de la presencia de Dios, mientras que las tinieblas son un símbolo de la ausencia de Dios.

  El diezmo en el Nuevo Testamento

¿Qué amistad tiene la luz con las tinieblas?

En 1 Juan 1:5-7, se dice: «Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado».

La amistad entre la luz y las tinieblas es imposible. Si decimos que tenemos comunión con Dios, pero andamos en tinieblas, estamos mintiendo y no estamos practicando la verdad. Solo cuando andamos en la luz, como él está en la luz, podemos tener comunión unos con otros y ser limpiados de todo pecado por la sangre de Jesucristo.

¿Qué tiene que ver la luz con la oscuridad?

La luz y la oscuridad son opuestas y no pueden coexistir. En Efesios 5:8, se dice: «Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz».

La luz es un símbolo de la presencia de Dios, mientras que la oscuridad es un símbolo de la ausencia de Dios. Cuando nos convertimos en hijos de Dios, dejamos de ser tinieblas y nos convertimos en luz en el Señor. Debemos andar como hijos de luz y evitar la oscuridad en todas sus formas.

Conclusión

La comunión entre la luz y las tinieblas es imposible. La luz representa la verdad y la justicia, mientras que las tinieblas representan la mentira y la maldad. La luz es un símbolo de la presencia de Dios, mientras que las tinieblas son un símbolo de la ausencia de Dios. Solo cuando andamos en la luz, como él está en la luz, podemos tener comunión unos con otros y ser limpiados de todo pecado por la sangre de Jesucristo.

Deja un comentario