En la obediencia está la bendición: versículo

Anuncio

La obediencia es un tema recurrente en la Biblia, y es que Dios siempre ha buscado que sus hijos le obedezcan. En Santiago 1:22 se nos dice que debemos ser hacedores de la palabra y no solamente oidores, engañándonos a nosotros mismos. La obediencia es una muestra de amor y respeto hacia Dios, y es por eso que en este artículo hablaremos sobre la importancia de la obediencia y los beneficios que trae consigo.

Qué dice Proverbios sobre la obediencia

En Proverbios 3:1-2 se nos dice: «Hijo mío, no te olvides de mi ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán». La obediencia a los mandamientos de Dios nos trae paz y largura de días, lo cual es una bendición para nosotros.

Qué dice Deuteronomio 28:28

En Deuteronomio 28:28 se nos habla de las maldiciones que vienen sobre aquellos que no obedecen los mandamientos de Dios. Es importante recordar que la obediencia no es una opción, sino una obligación para aquellos que han decidido seguir a Dios.

Cuáles son los 7 beneficios de la obediencia

  1. Bendición: Como se mencionó anteriormente, la obediencia trae consigo la bendición de Dios.
  2. Protección: Dios nos protege cuando obedecemos sus mandamientos.
  3. Guía: La obediencia nos permite recibir la guía de Dios en nuestras vidas.
  4. Victoria: La obediencia nos da la victoria sobre el pecado y las tentaciones.
  5. Testimonio: La obediencia es un testimonio para aquellos que nos rodean, mostrándoles el amor y la fidelidad de Dios.
  6. Recompensa: Dios recompensa a aquellos que le obedecen con bendiciones materiales y espirituales.
  7. Comunión: La obediencia nos permite tener una comunión más profunda con Dios.
  Mi casa y yo serviremos a Jehová - Versículo

La obediencia es una muestra de amor y respeto hacia Dios, y trae consigo una gran cantidad de beneficios. Debemos recordar que la obediencia no es una opción, sino una obligación para aquellos que han decidido seguir a Dios. Que podamos ser hacedores de la palabra y no solamente oidores, para que podamos recibir la bendición que viene con la obediencia.

Deja un comentario