Mía es la venganza, yo pagaré

La venganza es un tema que ha sido discutido y debatido a lo largo de la historia. Muchas personas creen que la venganza es necesaria para hacer justicia, mientras que otras creen que la venganza solo lleva a más dolor y sufrimiento. Exploraremos el significado de la frase «Mía es la venganza, yo pagaré» y su relación con la Biblia y la enseñanza de Jesús.

Qué quiere decir Mía es la venganza, yo pagaré

La frase «Mía es la venganza, yo pagaré» es una expresión que se utiliza para indicar que una persona tomará venganza por sí misma. En otras palabras, la persona que ha sido agraviada no esperará a que alguien más haga justicia, sino que tomará la justicia en sus propias manos. Esta frase se utiliza a menudo en situaciones en las que una persona ha sido herida o dañada de alguna manera y siente que necesita tomar medidas para hacer justicia.

Qué parte de la Biblia dice Mía es la venganza, yo pagaré

La frase «Mía es la venganza, yo pagaré» se encuentra en la Biblia, específicamente en el libro de Deuteronomio 32:35. En este pasaje, Dios está hablando a su pueblo y les está advirtiendo sobre las consecuencias de alejarse de él. Dios dice: «Mía es la venganza, yo pagaré; en el tiempo que resbale su pie, porque cercano está el día de su aflicción, y lo que les está preparado se apresura a venir».

  No hagáis tesoros en la tierra

Qué dice Deuteronomio 32:35

El pasaje de Deuteronomio 32:35 es una advertencia de Dios a su pueblo. Dios les está diciendo que si se alejan de él y siguen a otros dioses, habrá consecuencias. Dios dice que él tomará venganza por sí mismo y que su pueblo sufrirá las consecuencias de sus acciones. Este pasaje es una advertencia para que el pueblo de Dios se mantenga fiel a él y no se aleje de su camino.

Qué dijo Jesús de la venganza

Jesús habló mucho sobre el perdón y la misericordia en sus enseñanzas. En el Sermón del Monte, Jesús dijo: «Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra» (Mateo 5:38-39). Jesús estaba enseñando que la venganza no es la respuesta y que debemos perdonar a aquellos que nos han hecho daño.

Conclusión

La frase «Mía es la venganza, yo pagaré» es una expresión que se utiliza para indicar que una persona tomará venganza por sí misma. Esta frase se encuentra en la Biblia, en el libro de Deuteronomio 32:35, donde Dios advierte a su pueblo sobre las consecuencias de alejarse de él. Jesús, por otro lado, enseñó que la venganza no es la respuesta y que debemos perdonar a aquellos que nos han hecho daño. En última instancia, la decisión de tomar venganza o perdonar a alguien es una elección personal que cada uno debe hacer.

Deja un comentario