Pelearán contra ti pero no te vencerán

La Biblia es una fuente de sabiduría y consuelo para millones de personas en todo el mundo. En ella, se encuentran muchas promesas de Dios para sus hijos, incluyendo la promesa de que, aunque pelearán contra ti, no te vencerán. Esta promesa se encuentra en varios pasajes de la Biblia, incluyendo Jeremías 15:20, Jeremías 1:19 y Éxodo 14:14. Exploraremos lo que significa esta promesa y cómo podemos aplicarla a nuestras vidas.

¿Qué dice Jeremías 15:20?

Jeremías 15:20 es un pasaje de la Biblia que habla de la promesa de Dios de proteger a sus hijos. En este pasaje, Dios le dice a Jeremías que si se arrepiente y vuelve a él, lo hará «como mi boca». Luego, Dios le dice a Jeremías que «te pondré como una muralla de bronce contra este pueblo; pelearán contra ti, pero no te vencerán, porque yo estoy contigo para salvarte y librarte, dice Jehová».

Esta promesa de Dios es una de las muchas que se encuentran en la Biblia que hablan de su protección y cuidado por sus hijos. Aunque el mundo puede parecer hostil y peligroso, Dios promete estar con nosotros y protegernos de nuestros enemigos.

¿Qué dice la Biblia en Jeremías 1:19?

Otro pasaje de la Biblia que habla de la promesa de Dios de proteger a sus hijos se encuentra en Jeremías 1:19. En este pasaje, Dios le dice a Jeremías que «te pondré en este día como una ciudad fortificada, como una columna de hierro y como una muralla de bronce contra toda esta tierra, contra los reyes de Judá, sus príncipes, sus sacerdotes y el pueblo de la tierra».

  Con la misma vara que mides serás medido

Esta promesa de Dios es similar a la que se encuentra en Jeremías 15:20. Dios promete proteger a Jeremías de sus enemigos y hacerlo fuerte como una ciudad fortificada. Esta promesa es una muestra del amor y cuidado de Dios por sus hijos, incluso en tiempos de peligro y adversidad.

¿Qué dice el versículo de Éxodo 14:14?

El versículo de Éxodo 14:14 es otro pasaje de la Biblia que habla de la promesa de Dios de proteger a sus hijos. En este pasaje, Moisés le dice al pueblo de Israel que no teman, porque Dios peleará por ellos. Luego, Moisés les dice: «Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos».

Esta promesa de Dios es una muestra de su poder y su amor por su pueblo. Aunque el mundo puede parecer peligroso y amenazante, Dios promete estar con nosotros y pelear por nosotros. Esta promesa nos da la confianza y la seguridad de que no estamos solos en nuestras luchas y que Dios está con nosotros en todo momento.

Conclusión

La promesa de Dios de que pelearán contra ti pero no te vencerán es una muestra de su amor y cuidado por sus hijos. A través de pasajes como Jeremías 15:20, Jeremías 1:19 y Éxodo 14:14, Dios nos promete protección y seguridad en tiempos de peligro y adversidad. Como hijos de Dios, podemos confiar en su promesa y saber que él está con nosotros en todo momento. Que esta promesa nos dé la fuerza y la confianza para enfrentar cualquier desafío que se nos presente en la vida.

Deja un comentario