Que se te multiplique 70 veces 7

La Biblia nos enseña que debemos perdonar a los demás, incluso si nos han hecho daño. Pero, ¿cuántas veces debemos perdonar? La respuesta se encuentra en Mateo 18:21-22, donde Pedro pregunta a Jesús cuántas veces debe perdonar a su hermano que le ha ofendido. Jesús le responde: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete».

¿Qué significa que Dios perdona 70 veces 7?

La respuesta de Jesús a Pedro no significa que debemos perdonar exactamente 490 veces. En realidad, la frase «setenta veces siete» es una expresión que significa «un número infinito de veces». Jesús nos está diciendo que debemos perdonar siempre, sin importar cuántas veces nos hayan ofendido.

¿Cuántas veces Dios perdona los pecados?

La Biblia nos enseña que Dios perdona todos los pecados si nos arrepentimos y pedimos perdón. En 1 Juan 1:9, se nos dice: «Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad».

Es importante recordar que Dios no solo perdona nuestros pecados, sino que también nos da la fuerza para superarlos. En Filipenses 4:13, se nos dice: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece».

Cómo perdonar a alguien según la Biblia

Perdonar a alguien puede ser difícil, especialmente si nos han hecho mucho daño. Pero la Biblia nos enseña que debemos perdonar a los demás, así como Dios nos ha perdonado a nosotros.

En Efesios 4:32, se nos dice: «Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo».

  Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación

Para perdonar a alguien, es importante dejar de lado el resentimiento y la amargura. En lugar de eso, debemos tratar de entender por qué la otra persona nos ha hecho daño y tratar de ver las cosas desde su perspectiva. También es importante hablar con la otra persona y expresar nuestros sentimientos de manera clara y respetuosa.

Conclusión

Perdonar a los demás puede ser difícil, pero es importante recordar que Dios nos ha perdonado a nosotros y nos ha dado la fuerza para perdonar a los demás. Debemos perdonar siempre, sin importar cuántas veces nos hayan ofendido, y tratar de entender las razones detrás de las acciones de la otra persona. Al perdonar, podemos liberarnos del resentimiento y la amargura y encontrar la paz y la felicidad en nuestras relaciones con los demás.

Deja un comentario